Seleccionar página

Tras la publicación de la consulta pública el pasado 7 de marzo, todo parece indicar que ha dado comienzo la futura reforma de la Ley de Extranjería. Desde nuestro despacho, valoramos muy positivamente esta intención política de reformar esta circunstancia, ya que nuestra clase política parece estar más pendiente de cuestiones de poca importancia que no generan beneficios tangibles para el ciudadano. Es de vital importancia cuidar un activo tan relevante para nuestro país como lo es la población extranjera, dado que, como hemos indicado en artículos previos, la gran mayoría de incorporaciones en la Seguridad Social son realizadas por ciudadanos extranjeros.

PUNTOS DE MAYOR IMPORTANCIA

En primer lugar, se propone simplificar la burocracia desde dos vertientes: simplificando el amplio catálogo de permisos vigentes y agilizando el proceso de tramitación en sí mismo. Esto representa un verdadero avance para el ciudadano extranjero, aunque podría ocasionar ciertos inconvenientes en el momento de las renovaciones, especialmente durante los primeros estadios del proceso, debido a los cambios profundos tanto en la denominación de los permisos como en sus requisitos.

Facilitar la contratación de extranjeros en sus países de origen es una cuestión fundamental. Al abordar este asunto, se puede solucionar el problema del desempleo y la economía sumergida que prevalece en nuestro país. Además, se puede atraer talento y personas con habilidades destacadas. Aunque no está del todo claro cómo se llevará a cabo, se ha mencionado la posibilidad de ampliar la lista o catálogo de ofertas de empleo de difícil cobertura. Desde nuestro despacho, abogamos por liberalizar esta cuestión para que tanto los extranjeros como los nacionales compitan en igualdad de condiciones desde el principio.

En tercer lugar, es necesario regular el régimen jurídico del ciudadano español. Esta medida se debe a una circunstancia particular: desde que se inició la regulación del arraigo familiar, ampliada con la reforma del año 2022, se ha generado un conflicto jerárquico con el derecho comunitario. Esto ha resultado en la regulación de familiares directos en un marco y de familiares extensos en otro, generando inseguridad jurídica y dispersión normativa. Aún no se ha determinado si se creará un reglamento específico para esta situación o si la reforma se integrará dentro del reglamento existente.

Por último, es relevante abordar la situación de los estudiantes, quienes no estarán obligados a renovar sistemáticamente su permiso de residencia año tras año. De esta manera, su permiso de residencia podrá coincidir con la duración de sus estudios.

En conclusión, consideramos positivas todas estas propuestas y expresamos nuestro deseo de que la reforma avance con la mayor celeridad posible, buscando ser lo más liberalizadora y facilitadora. Entendemos que este enfoque es el más adecuado para salvaguardar un activo tan importante para nuestro país como lo es la población extranjera. Esperamos que esto se traduzca en una realidad y no sea una tapadera, para ocultar que posiblemente se tenga que reformar la ley de extranjería para transferir esas competencias a Cataluña. Si tienes alguna duda respecto a tu situación en España, no dudes en poner en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto, un abogado de extranjería se pondrá en contacto con usted para tratar de solucionarlo, sin ningún coste ni compromiso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies